[REQ_ERR: 403] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Las asanas son el componente físico del yoga que más afecta a las articulaciones. – Joshperillo

Las asanas son el componente físico del yoga que más afecta a las articulaciones.

Que este efecto sea positivo o negativo depende del profesional.
Anatomía del yoga: articulaciones
Las articulaciones son uniones móviles de los huesos. Pueden moverse en diferentes direcciones anatómicas, dependiendo del tipo de articulación. Al contraerse, los músculos hacen que los huesos se muevan, lo que es posible gracias a las articulaciones. Los huesos cambian de posición entre sí y se produce el movimiento del cuerpo en el espacio.

Estructura de la articulación de la rodilla

Los extremos de los huesos tienen una forma especial en la articulación: uno es convexo y el otro cóncavo. Las articulaciones están recubiertas de cartílago, que actúa como amortiguador y reduce la fricción entre los huesos. No hay nervios ni vasos sanguíneos, por lo que el tejido cartilaginoso se abastece de la cavidad articular.

La articulación está protegida de las influencias externas por la cápsula articular, que la rodea y forma una cavidad articular cerrada. El interior de la cápsula articular está cubierto por la membrana sinovial, que segrega un líquido sinovial viscoso. Se compone de agua, proteínas, azúcares y minerales. Si hay más fricción en la articulación, el líquido sinovial se vuelve menos viscoso, lo que permite que la articulación se deslice con más facilidad. Cuando la fricción disminuye, su viscosidad vuelve a su valor original. El líquido sinovial sirve de amortiguador y también nutre el cartílago y lo protege de la inflamación.

Los ligamentos garantizan que los huesos estén correctamente alineados entre sí. Permiten diferentes movimientos, cuya amplitud depende de la elasticidad de los ligamentos.